+34 655887958 hola@evagenzor.com
Seleccionar página

Hace unos días, en concreto el 19 de agosto, se celebraba el Día Mundial de la Fotografía. Una fecha señalada en el calendario para cualquier fotógrafo de comuniones en Madrid como es mi caso. Aunque pueda parecer que sí, el 19 de agosto no es el día en el que se tomó la primera fotografía o se puso en funcionamiento la primera cámara. La fecha se debe a otro acontecimiento del que me quiero ocupar en las siguientes líneas.

El 19 de agosto de 1839, el estado francés compró la patente del daguerrotipo, considerado el primer antecedente claro de la fotografía moderna. El invento fue obra de Louis Daguerre, que usó su propio apellido para identificarlo. Daguerre presentó públicamente el primer proceso fotográfico en la Academia de Ciencias de París. Se había inspirado en desarrollos tecnológicos previos de Joseph Nicéphore Niépce, considerado como el autor de la primera imagen fotográfica de la historia. La tituló “Vista desde la ventana en Le Gras” y la tomó en 1826. La tienes ilustrando este post del blog de Genzor Fotografía.

Años después, en 1842, Henry Fox Talbot daba un paso más creando el calotipo y siendo la primera persona en desarrollar el negativo. Después le llegaría el turno a George Eastman, inventor del rollo de película y fundador, en 1888, de la compañía Kodak. Se le considera el primer productor de cámaras en masa.

En definitiva, el 19 de agosto de 1839 fue un día señalado no sólo porque Francia adquiriera la patente del daguerrotipo, sino porque decidió compartirla con todo el mundo, para que cualquier marca pudiera empezar desarrollar sus propias cámaras.  En 2010 se instituyó esta fecha como el Día Mundial de la Fotografía. En su primera edición, cerca de 250 personas se registraron para participar en el evento. En 2016 la cifra ascendía a 500 millones de personas en todo el mundo. Hoy hay una web en la que fotógrafos profesionales y amateurs pueden publicar una foto conmemorando este día tan señalado en nuestra profesión. Una cita que, año tras año, llega cargada de actividades, exposiciones, debates y jornadas en distintos puntos del mundo. No en vano, estamos hablando de uno de los inventos más importantes del siglo XIX.