+34 655887958 hola@evagenzor.com
Seleccionar página

La fiesta de cumpleaños de tu hijo puede ser el momento perfecto para realizar un reportaje fotográfico familiar en Madrid. Es cierto que cualquier ocasión es buena para realizar unos retratos profesionales de toda la familia, pero si estos se llevan a cabo en un contexto de fiesta, alegría y celebración, el resultado será mucho más auténtico.

Pero para ello, debes acudir a un estudio especializado en fotografía infantil y acordar todos los detalles de la sesión para que todo salga a pedir de boca y se consigan unas fotos bonitas de un día tan especial. Además, no olvides que si no contratas los servicios de un fotógrafo profesional, lo más probable es que las fotos que tengas del cumple de tu hijo sean escasas y de baja calidad, tomadas en su mayoría por los teléfonos móviles de los invitados. Como estudio especializado en fotografía infantil, nos gustaría aprovechar este artículo para recordar algunos de los errores que no deben cometerse cuando se va a fotografiar una fiesta infantil de cumpleaños.

Saber qué tipo de luz va a haber

Aunque parece una obviedad, investigar qué tipo de luz habrá en el lugar en el que van a tomar las fotos, resulta básico para conseguir la mejor calidad. Averiguar si la fiesta de cumpleaños se celebra en un lugar interior cerrado o si cuenta con luz natural al aire libre es fundamental para elegir objetivos, flashes y demás complementos necesarios.

Cuidado con la velocidad de disparo

En un evento infantil con niños corriendo por todas partes, es importante controlar la velocidad de disparo de manera manual ya que de hacerlo de forma automática, se corre el riesgo de que sea demasiado lenta y dé lugar a fotografías movidas. Resulta adecuado utilizar una velocidad por encima de la distancia focal, al menos de 1/125.

No cambiar de ángulo de visión

Cambiar el ángulo de visión en varias ocasiones para conseguir escenas, gestos y matices diferentes se vuelve algo obligatorio. Sobra decir que un reportaje fotográfico de una fiesta infantil en la que todas las fotografías se obtienen desde el mismo ángulo, dará lugar a un reportaje aburrido. El fotógrafo debe cambiar de zona, agacharse, subirse a cierta altura… para tener puntos de vista distintos.

Improvisar el momento soplar las velas de la tarta

Las fotografías de este momento no pueden quedar en manos de la improvisación, en primer lugar porque no es lo mismo fotografiar con las luces apagadas que encendidas. Por eso hay que saber cómo va a ser para tenerlo todo preparado para conseguir unas instantáneas perfectas del momento más especial de la fiesta.

Cuando se trata de una fiesta interior y las velas van a soplarse con la luz principal apagada, hay que procurar eliminar otras fuentes de luz secundarias, medir bien el rostro del niño, utilizar una apertura amplia, no usar flash…

Olvidar las emociones

Si la idea es obtener a partir de la celebración del cumpleaños un reportaje fotográfico familiar en Madrid, olvidar las emociones es un error de manual. Un evento tan emotivo, lleno de risas, colores, lágrimas, abrazos, besos… debe contar con fotografías que recojan absolutamente todo. Un fotógrafo no puede olvidarse de los detalles pero tampoco de las emociones de los protagonistas.

¿Se acerca el cumpleaños de tu hijo? Si es así y quieres contar con un fotógrafo profesional en Pozuelo de Alarcón, ya sabes que puedes ponerte en contacto conmigo. En mi estudio Eva Genzor te ofrezco un trato cercano y profesional para obtener las mejores fotografías del cumpleaños de tu hijo.