+34 655887958 hola@evagenzor.com
Seleccionar página

El verano es sin duda la mejor época para organizar unas vacaciones o una escapada a la playa. Arena, mar, sol, calor… parece que estos cuatro componentes nos llenan de energía y vitalidad para afrontar el resto del año con fuerza. Como especialistas en el reportaje fotográfico familiar en Madrid sabemos lo importante que es guardar un buen recuerdo de este tiempo de relax, disfrute y descanso con los tuyos. ¿Te vas a llevar una cámara de vacaciones? Para sacar las mejores fotos no hace falta que lleves un equipo profesional. A continuación te dejamos algunos consejos que te ayudarán a mejorar la calidad de las instantáneas:

La regla de los tres tercios es una apuesta segura

Cuando enfoques al horizonte no sitúes la línea que separa el cielo del mar justo a la mitad del encuadre fotográfico, es decir, al 50%. La imagen resultará mucho más interesante si haces coincidir la línea del horizonte con una de las líneas imaginarias que separan la foto en tres tercios.

Intenta que sacar recto el horizonte

A la hora de hacer una foto al mar, trata de mantener el equilibrio para no sacar inclinada la línea del horizonte. Sabemos que a veces es algo complicado, por eso te recomendamos sacar siempre varias fotos. Aún así, este error puede subsanarse con el uso de un programa de edición fotográfico.

Saca el máximo partido al sol

Los amaneceres y los atardeceres son ideales para fotografiar, en especial para jugar con las siluetas a contraluz. Asimismo, como fotógrafos profesionales en Madrid te recordamos que las horas centrales del día no favorecen la fotografía, ya que crean fuertes contrastes y sombras duras.

Juega con perspectivas

Rompe con la posición convencional y comienza a hacer fotos desde otros ángulos. El picado y el contrapicado son dos excelentes recursos para conseguir instantáneas diferentes y dinámicas.

No te olvides de los retratos

Parece que siempre hacemos las mismas fotos en vacaciones: al paisaje y/o posando. ¿No te parece muy repetitivo? Coge la cámara para hacer un retrato a alguno de tus familiares o amigos cuando esté despistado, en especial a los niños. Desde Eva Gengor recordamos que cuando se fotografía a los más pequeños y no saben que les están enfocando, se consiguen instantáneas de gran belleza, divertidas y naturales.